Disfrutando del primer día de Bujedo

Por fin llegamos a Bujedo. Los monitores ya nos estaban esperando y la acogida fue muy buena. Hubo explicaciones de las normas y del monasterio para un correcto funcionamiento y convivencia por parte de todos.

En breve, subimos por la escalera principal y quedamos asombrados al ver los cuadros que había. Y llegamos al primer piso  donde estaban nuestros dormitorios. Todo muy grande y ordenadito. Colocamos nuestras ropas y bajamos a jugar y a comer al aire libre. El tiempo nos acompañó, aunque por la tarde, hubo algún chubasco.

Merendamos, lavamos nuestros dientes, hicimos una gymcana, juegos y exploramos toda la finca. Conocimos a algún hermano. Por cierto, Moisés os manda un beso fuerte a todo el profesorado de Lourdes.

Todos pasamos por las duchas antes de ir a cenar. Tomamos sopa de fideos, filete de lomo con patatas fritas y natillas.

Nuestros monitores son majísimos. Estamos distribuidos por grupos: Pollitos, Espantapájaros, Cabras, Perros y Caballos y cada uno tiene una misión. Ahora nos vamos de paseo nocturno y mañana más.

Cronistas: Jorge Benito, Álvaro Planas, Francisco de Fuentes y Javier Sánchez.

Ver galería de imágenes

About the Author