Crónica del VII Día del Antiguo Alumno

Como viene siendo ya tradicional, en el colegio de Lourdes se celebra en el último fin de semana de mayo el Día del Antiguo Alumno, organizado por su Asociación desde su refundación en 2010. Todos los actos se celebran por la mañana, comenzando con una Eucaristía a las once de la mañana, presidida una vez más por el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, antiguo alumno del centro. En la misma, ya se recibió a los que habrían de ser en esta jornada distinguidos como asociados de honor, en las personas de los que fueron alcaldes de la ciudad, Tomás Rodríguez Bolaños y Francisco Javier León de la Riva. Animaron la celebración los muchos asistentes de la promoción de 1977, que conmemoraban los cuarenta años de su salida del centro. Nos acompañaron desde el principio, y por vez primera, representantes de las Asociaciones de Antiguos Alumnos de otros colegios de Valladolid: el presidente de la propia del colegio de San José —de la Compañía de Jesús—, la presidenta de las antiguas alumnas del colegio de las Teresianas —de la Compañía de Santa Teresa— o el presidente y miembros de la Junta Directiva de la propia del Seminario Diocesano, de más reciente creación. Acudieron también dos anteriores directores del colegio: el H. Luis Miguel Fernández Renedo —actual director de la casa de Bujedo y amigo de la infancia del alcalde Rodríguez Bolaños— y el H. Javier Abad —actual director de La Salle de Palencia—. Don Luis, en su homilía, aludió a la pluralidad del carácter de los alumnos del colegio, compartiendo eso sí idénticos valores, un tronco común de un árbol en el cual, las ramas se pueden orientar hacia la derecha o la izquierda, pero ahondando en idénticas raíces.

Tras la realización de una foto multitudinaria delante del altar de la Virgen de Lourdes, los asistentes se trasladaron hacia el teatro, reparando antes en los paneles que recorrían la historia del centro, instalados en el pasillo de los comedores. El acto que discurrió a partir de las doce contaba con tres partes y fue conducido por el presidente de la Asociación, Javier Burrieza. En el primero, se entregó la distinción de asociados de honor a los mencionados alcaldes de Valladolid, los cuales presidieron el gobierno municipal por espacio de treinta y seis años, desde 1979. Destacó Burrieza, además de sus trayectorias personales y su vinculación con el colegio, el empeño que ambos demostraron para que el espacio delantero del centro se llamase “Plaza de San Juan Bautista De La Salle”, tal y como se decidió en la Corporación Municipal en febrero de 1995 y se llevó a efecto el 12 de mayo de ese mismo año, días antes de la celebración de las elecciones en las que se produjo el relevo en la alcaldía entre uno y otro. El título e insignia se lo entregó a Tomás Rodríguez Bolaños su amigo y compañero del colegio, el mencionado H. Luis Miguel Fernández mientras que a León de la Riva repitió este gesto el H. Francisco Javier Gutiérrez, actual director del centro. Ambos dos alcaldes tomaron la palabra e hicieron recorrido emocionado de las aportaciones que el Lourdes había realizado en su vida.

En una segunda parte se entregaron los tres premios de las dos categorías del Certamen de Relatos Cortos “Hermano Eduardo Montero”. De los primeros cursos de la ESO, lo recibió Tatiana López (2º ESO), mientras que en la segunda categoría fueron premiadas Paula Monllor (2º Bachillerato y alumna finalista) y Rosario San Juan (4º ESO). Entregaron los premios en esta segunda edición el director de El Norte de Castilla —entidad colaboradora del mismo— Carlos Aganzo; el mencionado H. Javier Abad y el H. José Antolínez, hasta el momento asesor de la Asociación desde el Instituto de los Hermanos y desde hace pocas fechas Hermano visitador auxiliar del distrito ARLEP de las Escuelas Cristianas en España y Portugal. Paula Monllor tomó la palabra en nombre propio y de sus compañeras, destacando el orgullo que sentía en esos momentos de su vida haber sido alumna del colegio de Lourdes.

La tercera parte era la presentación del libro “Misceláneas colegiales” escrito por el H. Carlos Cantalapiedra —actualmente en La Salle de Burgos— y en cuyas páginas, este antiguo alumno del centro —como interno— y después profesor, recorre los episodios y los personajes más notables de su historia, los gestos más cotidianos, las anécdotas más intimistas, siempre desde la perspectiva personal de quien contempló y conoció muchas de estas situaciones. El libro, publicado gracias a la colaboración de la Asociación de Antiguos Alumnos, puede ser adquirido en la recepción del colegio. El propio H. Cantalapiedra realizó un recorrido emocionado y prometió seguir recogiendo vivencias y materiales que pondría por escrito en el futuro. Un autor que, además, es especialista en la pastoral catequética, en las obras y aportaciones de san Juan Bautista De La Salle —a quien dedicó su tesis doctoral—, además de bibliotecario y conservador del patrimonio bibliográfico del monasterio de Bujedo, donde organiza importantes exposiciones, como la que abrirá en el mes de julio de este año, con motivo de los 125 años de la presencia de los Hermanos en Bujedo.

Sin duda, una mañana muy aprovechada que abrió una nueva etapa en el papel que la Asociación de Antiguos Alumnos debe cumplir con el colegio y su labor educativa.

Junta Directiva Asociación Antiguos Alumnos

Para todos aquellos que decidan  aportar ideas, solicitudes o pedir su integración en  la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio se pueden dirigir a antiguosalumnos@colegiolourdes.es o consultar la página www.aacolegiolourdes.es Recordamos a las madres y padres del colegio que formen parte de la Asociación, que la tienda del centro les hace descuento en sus compras a la presentación del carnet de asociado.

Ver galería de imágenes

About the Author