¡Qué orejas más grandes tienes!

Esta semana ha sido el turno de agudizar las orejas. Gracias a ellas hemos escuchado las diferentes tonalidades del sonido dejando caer una bolita por un árbol musical.

Por primera vez hemos podido escuchar un divertido cuento sonoro de la selva y sus animales. Y, para rematar la faena, hemos tocado y pisado un papel muy raro… tenía unas burbujitas que si las pisabas o tocabas con mucha fuerza explotaban haciendo ruido… ¿tenemos de ese papel en casa?  Quiero enseñaros lo divertido que es…

¡Hasta la próxima aventura sensorial!

Ver galería de imágenes

About the Author