Roma Express, el Desafío de las Siete Colinas. Crónica día 1.

No sé si todos los caminos llevan a Roma, pero el nuestro esta noche lo hacía.

El comienzo de un viaje que estábamos seguros de que no pasaría desapercibido. Casi sin dormir, inconscientes de que ya no era jueves, llegamos a Roma. Dificultades aparte, logramos salir del hotel: nos espera la ciudad cuyas calles siempre guardan un tesoro. El impresionante Coliseo, la nostalgia del foro, una pizza al mediodía y con fuerzas para recorrer el arte por nuestra cuenta: San Pietro in Vincoli, Santa María Maggiore y San Giovanni Laterano.

Ilusión, cámara en mano, y los momentos todos juntos, bajo la melodía del piano.

About the Author