Arija, fin de la aventura

Cansados y sin ganas de volver a casa, nos despedimos de Arija, la aventura ha sabido a poco. La experiencia fue intensa: piraguas, escalada, parque de cuerdas, senderismo… Y como broche final, la fiesta de anoche. Música, baile y mucho buen rollo.
Ahora toca volver, después de tres días sin parar llenos de risas y emoción. Nos alegramos de los momentos vividos que ahora vemos en el montón de fotos divertidas que siempre tendremos para el recuerdo.

Ver galería de imágenes

About the Author