Crónica de Bujedo IV

Y todo lo bueno termina rápido, ¡qué será!
Después de desayunar y dejar nuestros dormitorios recogidos, tuvimos un ratito de baile con chistes y caminata incluida hasta la cruz que hay arriba en el monte. ¡Qué vistas tan espectaculares!
Estuvimos un rato hablando con algunos Hermanos de La Salle. Unos hicieron unas preciosas figuritas de papiroflexia …

La hora de la comida llegó enseguida y tuvimos aún un rato para jugar después. Queremos dar las gracias a todos los que han hecho posible nuestra estancia tan agradable. A los hermanos de La Salle y al equipo de monitores profesionales de Las Cortas de Blas.

¡Feliz verano a todos!

Ver galería de imágenes

About the Author