Crónica de Cúellar 4

Tras la fiesta de anoche, pudimos levantarnos un poco más tarde que los días anteriores, lo cual agradecimos, pues estábamos cansados del intenso día de ayer.

Tras desayunar, dejamos los dormitorios recogidos y los equipajes preparados.
Después hemos realizado una gymkana por equipos, cada equipo con su monitor, por las calles de Cuéllar.
Nuestra compañera Adriana no se encontraba bien y la llevaron los profes al centro de salud. Menos mal que, tras varias pruebas diagnósticas, le han dicho que no era nada y que no se preocupara.
Más tarde también empezó a sentirse mal Miguel, aunque ya no daba tiempo a ir al médico pues estaba próxima la salida para regresar a Valladolid.
Tras la comida, en la que tuvimos tarta helada, los monitores nos felicitaron por lo bien que nos habíamos portado en general, salvo un par de cosillas que nos tuvieron que corregir durante la semana. Nos entregaron un diploma de participación y nos invitaron también a dar un aplauso a los profesores, a quienes también les dieron su diploma, por haber hecho posible que todos pudiéramos disfrutar de esta excursión de fin de curso.
Nosotros también agradecimos a los monitores su entrega, cercanía y dedicación con un aplauso y abrazos.
Algunas lágrimas, abrazos, aplausos,… Y por fin, maleta en mano, nos dirigimos a los autocares.
Una bonita experiencia y ganas de encontrarnos con papá, mamá,…
El curso que viene, más.

Ver galería de imágenes

About the Author