Encuentro de profesores nuevos en Arcas Reales

Los días 24 y 25 de mayo, viernes y sábado respectivamente, ochenta profesores nuevos de primer, segundo y tercer año vinculados en las obras educativas y socioeducativas del Sector Valladolid (zona noroeste de España), celebraron un encuentro de formación inicial en torno al sentido que tiene vivir, ser y trabajar los dinamismos comunitarios en la labor educativa.

Los asistentes desarrollaron un itinerario de trabajo que tomaba su origen en la definición de comunidad como parte del compromiso común con el proyecto educativo; un punto de partida que compartió espacios teóricos con dinámicas grupales en las que se compartieron dinámicas y prácticas comunitarias de los centros. En la tarde del 24, El Monasterio de La Santa Espina (ubicado en el municipio de Castromonte, Valladolid) configuró un contexto ideal para que los asistentes pudiesen reflexionar en cuatro ámbitos de vital importancia en la vida del educador lasaliano: la identidad, la espiritualidad, la pertenencia o como nuestra vida va definiendo el “ser de La Salle” y, en cuarto lugar, generar dinamismos de interioridad que nos inviten a fijar la mirada en el sentido profundo de educar a los jóvenes de nuestras escuelas.

En la misma línea, la jornada del sábado 25 puso su acento en una máxima fundamental: crear y ser comunidad cristiana dentro de las comunidades educativas. El reto de Juan de La Salle, hoy, sigue siendo el mismo que hace 300 años: que desde las diferentes identidades y estilos de hoy, busquemos converger en la misión común de volcar nuestro tiempo y vida en las obras educativas. Todo ello, con un único propósito: tocar los corazones.

About the Author