La huella educativa de nuestros pasos se llama Nuevo Contexto de Aprendizaje (NCA)

Hablar de Nuevo Contexto de Aprendizaje es tocar la raíz de la escuela lasaliana; una raíz que llegó hace menos de un año a nuestra vida educativa y que genera, a cada paso, una ilusión creciente en el corazón, en la tarea y en la vocación de los maestros. Este regalo se resume a la perfección en las palabras de Ever Garrison, que con mucha perspectiva define al maestro como “una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos”. Es evidente que la acogida de esta ambición educativa aterriza en el trabajo incansable de nuestro equipo humano y busca, con afán de superación, cimentar la mejor escuela posible para nuestros alumnos.

Tres días de trabajo, 35 educadores de la zona noroeste y el escenario de Arcas Reales para seguir caminando, contrastando y experimentado el desafío educativo del presente siglo. Una combinación recurrente en las formaciones de la zona noroeste que en esta ocasión centró su cometido en la revisión profunda de los principios y ámbitos pedagógicos, la evolución metodológica del camino realizado y la toma de contacto con nuevas experiencias educativo-pastorales. Un cruce de miradas y de experiencias que nos guían, desde la fraternidad y la innovación pedagógica, a que la palabra cambio nunca abandone nuestra tarea y tome su destino en el aprendizaje integral de los jóvenes.

Seguimos dando pasos y aprendiendo juntos para creer, crear y seguir haciendo realidad el sueño de La Salle; un sueño que se hace palpable en el empeño, la confianza y el buen hacer de nuestro equipo humano. Seguimos en camino, como siempre, de compromiso en compromiso.

About the Author