Convivencias de clase en Secundaria

Durante dos semanas de este mes de noviembre hemos realizado las convivencias en las que cada clase, acompañada por su tutor, ha vivido dos mañanas de encuentro en un lugar fuera de día a día del colegio.

Las dinámicas propuestas son graduales de un curso a otro y siempre con la intencionalidad de trabajar la mirada interior y la mirada atenta a los compañeros. Ha resultado gratificante aumentar en conocimiento de uno mismo en esta etapa de cambios tan profundos en la personalidad. Por otra parte, la interacción con los compañeros de curso favorece la capacidad de situarse junto al otro para ayudarnos a crecer mutuamente.

Algunos de los comentarios aportados al final por los alumnos de 4º de ESO dan testimonio de lo valiosas que resultan estas convivencias:

“Durante estas dos jornadas, he aprendido a conocerme a mí misma y a valorarme porque hay aspectos de mí que no conocía o valoraba lo suficiente. También me ha ayudado a conocer más a mis nuevos compañeros de mi clase y a saber de alguna manera por qué actúan así” (Lola).

“Lo que me llevo de estos dos días de convivencias, entre otras cosas, es que hemos aprendido a sentir nuestro cuerpo y a relajarnos. Por otra parte, hemos recordado momentos bonitos de lo que llevamos de vida. Nos hemos parado a pensar y hemos visto qué emociones teníamos en cada momento. En los tiempos de descanso hemos conocido a gente con la que el año pasado no me llevaba ni apenas conocía”. (Matilde).

“Durante las convivencias hemos hecho diferentes tipos de actividades como relajaciones, visualizaciones, ejercicios en parejas y ejercicios personales. Las actividades que hemos hecho me han parecido agradables y en los recreos hemos estado todos juntos. Me llevo una buena experiencia de aquí ya que he conocido mejor a otras personas y me ha ayudado a pensar en cosas que nunca había pensado, recuerdos que no recordaba y a relajar el cuerpo, cosa que no sabía”. (Alejandro).

“En el día de ayer me gustaron actividades que hicimos como el juego de la oca, en grupos pequeños, en que había que tirar los dados y responder a algunas preguntas par conocer más sobre otras personas. También me gustó la actividad en la que había que poner en la cartulina cómo describimos y valoramos a los jóvenes hoy en día”. (Álvaro).

“Las convivencias me han servido para conocer más a fondo a mis compañeros y también para recordarme quién soy. Ceo que es importante que haya esto cada año para conocernos mejor y también a nuestro tutor”. (Nil).

“De estas convivencias me llevo haber conocido más a la gente de mi clase que no es la misma que la del año pasado, aunque algunos siguen estando; también me llevo que he pasado bastante tiempo con gente de la otra clase y de mi clase en un lugar que no es nuestro colegio”. (Samuel).

Ver galería de imágenes

About the Author