Día de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos

La Iglesia recuerda, a primeros de noviembre, dos grandes colectivos de personas: las personas que han destacado por su testimonio como seguidores de Jesús (1 de noviembre – Día de Todos los Santos) y las personas que han compartido algún momento de nuestras vidas y ya han fallecido pero siguen siendo significativas para nuestras existencias (2 de noviembre – Día de los Fieles Difuntos).

Este año el día 2 de noviembre es festivo por lo que recordamos colegialmente el acontecimiento el día 3.  Celebrar el día de los Difuntos nos da pie a reflexionar sobre dos realidades: la muerte y las personas fallecidas… es decir, reflexionar sobre la vida.

Para ello, hemos dedicado el tiempo de la reflexión de la mañana para recordar a los fallecidos de nuestra Comunidad Educativa con un gesto en forma de mariposa donde aparecen escritos los nombres de los fallecidos distribuidos por clases y finalmente se han expuesto en la iglesia colegial.

About the Author